Onicofagia: Elimina ese mal hábito…

Onicofagia: Elimina ese mal hábito…

Onicofagia: Elimina ese mal hábito…

La onicofagia es el hábito de morderse las uñas…

Tus manos hablan mucho de ti, morderse las uñas es sucio y anti estático, hace que tus manos luzcan descuidadas y eso da muy mala imagen.

Diferentes estudios revelan que la causa de esta mala costumbre se debe a los intentos por disminuir la ansiedad, el estrés y el nerviosismo.

Dejar de hacerlo depende única y exclusivamente de ti, de tu fuerza de voluntad y de tu habilidad para el manejo del estrés y los nervios.

 

¿Como dejar de morderse las uñas?

Como bien se menciona anteriormente, eliminar este hábito depende de la fuerza de voluntad de cada cual, el estar leyendo esto puede ser el primer paso pues significa que deseas dejar de morderte las uñas, sin embargo no es suficiente, es solo el comienzo, se requiere de mucho esfuerzo y creatividad, para esto tenemos algunos consejos que puedes seguir para evitar morderte las uñas y eliminar ese hábito que además de afectar tu imagen, puede llegar a ser doloroso. 

  • En primer lugar debes tomar conciencia e identificar las situaciones ante las cuales sueles caer en este mal hábito, puede ser estudiar, leer, estar sentado durante largos lapsos, etc. esto dependerá de cada cual, una vez identificadas continúa con el siguiente paso;
  • Recuerda qué te ha ayudado a evitar que te muerdas las uñas, quizá en alguna ocasión estuviste a punto de hacerlo pero encontraste alguna actividad que evité que lo hicieras, de esta manera tendrás que ser consciente qué te ayuda a no hacerlo.
  • Mantén tu boca y manos ocupadas; Si sientes la necesidad de morderte las uñas, come un dulce, mastica un chicle, juega con un llavero o una pluma, etc. procura mantener tus uñas lo mas alejadas posibles de tu boca en estos momentos.
  • Realiza actividades para controlar los nervios y el estrés, ejercicio, masajes, lectura, etc. busca la actividad que mejor se adapte a ti.
  • Si eres mujer, puedes optar por las uñas postizas que te ayudarán a proteger tu uña y permitirle que crezca.


Si tu caso es muy extremo y no puedes dejar tus uñas en paz, coloca curitas en cada dedo de manera que no puedas morderlas, esto no solo las protegerá, si no que te causará vergüenza tenerlas y esto hará que no las muerdas para no tener que usar curitas otra vez.

Existen también algunos productos que puedes poner en tus uñas, las protegen y además tienen mal sabor, esto evita que lleves tu mano a la boca.

 

 

Una vez que hayas logrado permitirle a tus uñas crecer, recuerda protegerlas para que no se debiliten y se quiebren, ya que este puede ser un pretexto más para morderlas y dejarlas “parejas”.

Recuerda que si se quiere, se puede.